publicidad

página principalpágina principal emailcontacta
menu
 
  publicidad

Las primeras veces son mejores con amigos o con gente de confianza, y esta primera aventura tuve de mano a mi amigo Rubén Darío. Solemos hablar de cine, música y otros temas que se nos ocurran con la misma velocidad que nos tomamos un café... o dos. O más. Así que no se me ocurría mejor persona que él para empezar esta sección y de paso, ahorrarme los nervios del primerizo. Y estoy particularmente orgulloso de cómo ha salido. Espero que os guste esta primera entrevista relacionada con el mundo del cine y la música.

Rubén Darío es periodista deportivo, cinéfilo y melómano. Muestra de esto último es su blog llamado Tribeca Sessions, título relacionado con un local coruñés y rockero del mismo nombre. La música le toca de cerca ya que su hermano, Luis Moro, lleva varios discos editados. Rubén ha participado en ellos poniendo la letra a algunas de sus canciones. Recientemente ha realizado un ensayo conjugando dos de sus pasiones, el cine y la música. Ese trabajo ha sido el punto de partida para empezar el diálogo que a continuación puedes escuchar.



Entrevista completa (58 min. 42 seg): puedes pinchar aquí para descargartela en formato mp3 (41 megas)

Fragmento 1 (6 min. 22 seg): puedes pinchar aquí para descargartela en formato mp3 (4,5 megas)

Fragmento 2 (5 min. 05): puedes pinchar aquí para descargartela en formato mp3 (3,5 megas)

Fragmento 3 (9 min. 22 seg): puedes pinchar aquí para descargartela en formato mp3 (6,5 megas)

Fragmento 4 (2 min. 19 seg): puedes pinchar aquí para descargartela en formato mp3 (1,6 megas)

Fragmento 5 (10 min. 53 seg): puedes pinchar aquí para descargartela en formato mp3 (7,6 megas)

Fragmento 6 (9 min. 42 seg): puedes pinchar aquí para descargartela en formato mp3 (6,8 megas)

Fragmento 7 (14 min. 57): puedes pinchar aquí para descargartela en formato mp3 (10,5 megas)


OFF THE RECORD : Rubén, y me permito tutearlo, me pareció ilusionado con la entrevista, lo cual me animó mucho más. Sabiendo que es periodista pudo haberme hecho mil correcciones sobre cómo llevaba la conversación, pero se limitó a hablar conmigo. Está fuera de los corsés de la entrevista formal y periodistica, lo cual fue como un cheque en blanco para continuar. Y como primera entrevista no tenía previsto que durara una hora, pero se hizo muy corta. El tema dio mucho de si y básicamente fue como tomar un café con el amigo de siempre sólo que con una grabadora por medio. Y me alegro del resultado. Y de la charla. Un abrazo, Rubén. Muchas gracias por todo.